En busca de los “Otros Datos”

En busca de los “Otros Datos”

1.2 MODELO TRADICIONAL DE LA COMUNICACIÓN

Comentarios (25)

  1. dordaz

    Me parece que una gran influencia en este proceso es el miedo y la necesidad de recibir información que refuerce mis creencias y de algun modo, alimente mis miedos, cuando debería ser al contrario, retar lo que creo y buscar fuentes que me digan algo diferente, no lo que ya “sé”.

    1. Deyra Guerrero (Instructora)

      Concuerdo y así lo indican teorías como la de usos y gratificaciones y toda la corriente funcionalista. Sin embargo, aquí es donde entra la educación para los medios, dado que formar a una audiencia (comunidad) analítica y crítica hará que los ciudadanos exijan mejores contenidos, que correspondan a la agenda que realmente le interesa y no a los grupos de poder, incluso contenidos en los que ellos sean partícipes. Solo así podrá haber justicia comunicativa.

  2. GElosegui

    En efecto, el sesgo cognitivo -del que da cuenta la psicología- lo estamos viendo todos los días, generado y promovido por el temor ante la incertidumbre. La gente busca certezas, pero no en la verdad o las distintas facetas de lo que puede constituir una verdad, sino en lo que cree, sospecha o imagina que le calma esa ansiedad. Si encima tenemos la desinformación mediática alimentando esas creencias, el terreno está abonado para el caos.

    1. Erick

      La “posverdad” puesta en práctica. No hay hechos sino interpretaciones, desde la visión de Nietzsche.

      1. Deyra Guerrero (Instructora)

        Tal cual, los ciudadanos creen más los que mueve sus emociones y lo que la mayoría considera verdadero. Esta es la realidad que debemos combatir en medio de esta sociedad de la interacción.

    2. Deyra Guerrero (Instructora)

      La crisis y el caos no son del todo malos si de ellos se genera un cambio. Tus palabras me recuerdan algo que escuché hace varios días, el hecho de que en la actualidad quizá periodismo sea contar lo que muchos no quieres que cuentes, en el sentido de que quizá debemos abandonar un poco lo que es “popular”, para educar y formar una audiencia crítica y participativa. En cuanto a la desinformación, es verdad, hoy vivimos lo que algunos autores denominan “infoxicación”. Entonces debemos “des-infoxicarnos”. Creo que el camino, una vez más, es educación mediática.

  3. Juan Carlos Osuna Espinosa

    Es una buena iniciativa el buscar un periodismo mas objetivo y con justicia, evitando aquello que a hecho que el periodismo actual pierda credibilidad

    1. Deyra Guerrero (Instructora)

      Definitivamente. Es simplemente volver a la verdadera comunicación, que es diálogo, educadora y transformadora. Y llevar a cabo un periodismo que tiene una misión y responsabilidad social. Esto no quiere decir que se dejen las ganancias a un lado, buscar el bien común puede llegar a ser autosustentable con un buen modelo de negocios.

  4. RGámez

    Uno de los grandes problemas hoy día, es que todas las personas se sientes comunicólogas!! y sueltan información sin sustento alguno, es imperante transformar y consolidar un periodismo crítico y fundamentado en la verdad colectiva-social, un periodismo que cumpla con la técnica de comunicación y que transforme y coeduque a la sociedad.

    1. Deyra Guerrero (Instructora)

      La profesionalización de los comunicólogos y periodistas es indispensable, ya que no cualquiera tiene la formación y la experiencia. SIn embargo, lo que sí es necesario es que todos los procesos de estos comunicadores sean partipativos e incluyan de forma activa a los ciudadanos, porque solo así la información, datos e historias tendrán un carácter social y cumplirán con su función de catalizador del cambio en las comunidades.

  5. Erick Saldana

    Hemos visto en la historia moderna de nuestro país la importancia de mantener para los intereses políticos el control de los medios tradicionales de comunicación

    1. Deyra Guerrero (Instructora)

      Es porque se dice, y es una realidad, que quien controla la narrativa tiene el poder (la agenda temática y la opinión pública para lograr sus obetivos). Debido a esto la importancia de periodistas con responsabilidad social y que busquen el bienestar común antes que intereses de particulares.

  6. Martha Cedillo

    Y caos es justamente lo que estamos viviendo en algunas situaciones que son aprovechadas precisamente por las personas en poder de controlar el miedo de las personas. (En alusión al comentario de Guadalupe Elósegui).
    Sobre el tema de que la fórmula emisor-mensaje-receptor ha cambiado recuerdo perfectamente mi época de estudiante cuando la maestra Carmona, perdón no recuerdo su nombre completo, nos decía que lo que mi generación aprendió era lo necesario para esa época, no así la generación que justo estaba ingresando. ¡Y vaya que todo esto ha cambiado desde ese glorioso año de mi graduación! 😉 (muestra un botón, ¿cuándo escribiría con emojis?)

    1. Deyra Guerrero (Instructora)

      Totalmente, la comunicación y el periodismo están en constante metamorfosis y los periodistas no podemos permanecer inmóviles. Hay que adaptarse, pero pero sin perder los principios del bien común, ética y profesionalización, y darle este nuevo enfoque que exigen las comunidades: social, alternativo, cívico, colaborativo, de verificación, ciudadano, dialógico, horizontal, igualitario, popular y educativo. Se trata de toda una selección natural que debemos enfrentar en el entorno de todas las nuevas tecnologías y creo que este curso ayudará a no solo sobrevivir, sino ser la mejor versión de nostros mismos.

  7. aasolisa

    Me parece que hay que considerar a los medios masivos desde dos ópticas.

    1. Como simples canales de difusión de mensajes generados por otros actores y actrices sociales, gobiernos, ONG, sector privado y claro, los medios dependen de intereses con esta amplia gama de “Emisores”, entonces su papel como meros interlocutores influye de manera distinta en la audiencia.
    2. Los medios como emisores de sus propios contenidos, generados igualmente en función de sus intereses políticos, sociales y económicos y también sus intereses periodísticos íntimamente ligados a los anteriores.

    No es lo mismo generar contenido propio con una agenda propia a ser voceros de otros emisores.

    Igualmente recordemos que las audiencias de medios masivos tradicionalmente eran meros “Receptores”, porque no podían responder al emisor, pero en los tiempos del Prosumer (Producer-Consumer), entonces el modelo de comunicación tradicional se rompió para beneficio de la sociedad y la democratización de la información pero también abre la puerta a la desinformación, porque se reprodujeron por miles los “Emisores” sin criterios ni entrenamiento para generar contenidos realmente informativos.

    1. Deyra Guerrero (Instructora)

      Creo que sintetizas muy bien el contenido del módulo. No se trata de satanizar a los medios masivos de comunicación, pero sí de reconocer que han monopolizado el “comunicar” y han impuesto agendas temáticas que corresponden muchas veces más grupos de poder empresariales, políticos, ideológicos, económicos, entre otros, que a los asuntos que interesan a la gente. Entonces, al quedar rebasado este modelo, hay que buscar alternativas y nuevas formas de hacer periodismo para que éste recupere la credibilidad de la audiencia (comunidades).

  8. Anahí Salazar

    Hoy en día, existe mucha desinformación. Esto también se debe a que ya solo las personas se dejan influenciar por un titulo, una imagen, etc. Es importante detenerse unos minutos a revisar si esa información es real. Es por eso que la sociedad ya le cuesta creer en el periodismo real, aquel que se enfoca en difundir una información 100 por ciento verificada. Además también porque como leí antes, ya muchos se creen saberlo y es por ello que se toman el atrevimiento de difundir tal información.

    1. Martha Romero

      Estoy de acuerdo contigo, a eso le agregamos que los periódicos, que se dicen “formales”, han caído también en el error de replicar información falsa, sólo por querer entrar en tendencia, con notas no verificadas, eso también afecta y contribuye a la desinformación. Si las audiencias replican información falsa de sitios poco confiables, es desalentador el panorama cuando los medios que creemos confiables, también caen en el engaño.

      1. Deyra Guerrero (Instructora)

        Los periodistas no podemos convertirnos en simples voceros de los grupos de poder y de su agenda mediática, y, desgraciadamente es una realidad actual el “eventitis” y “reaccionitis” en los medios de comunicación. Recordemos que nuestro deber es dar a conocer los hechos de interés público y bien común, antes que todo. Es este enfoque debemos retomar de manera inmediata.

    2. Deyra Guerrero (Instructora)

      Es tarea de todos cambiar este contexto en donde reina la desinformación, a través de educación para los medios, a fin de volvernos más analíticos y críticos, adquiriendo competencias mediáticas no solo para crear contenidos, sino para evaluar e interpretar los mensajes que recibimos de manera simultánea. Somos multiplantallas y las redes sociales parecen dominar los nuevos medios, pero no hay que rendirnos en esta lucha.

  9. Jazmin Hernández

    Usar algo como esto, te ayudaría mucho para poder entender y mejorar en cuestión de la comunicación, solo se debe de encontrar una nueva manera para poder mejorar el antiguo modelo a la actualidad.

    1. Deyra Guerrero (Instructora)

      Si seguimos haciendo las cosas de la misma manera obtendremos los mismos resultados (solo poco más de un tercio de los mexicanos de 18 años y más creen actualmente en los medios de comunicación). Entonces, hay que pensar y hacer las cosas diferente. Es un riesgo, pero vale la pena correrlo para evolucionar.

  10. Roxana Abigail Galindo Hernández

    Concuerdo con que los medios nos han hecho creer que tienen la información real y tratan a la audiencia como ignorante. Pero hoy en día las personas ya no confían tanto en los medios, debido a la información manipulada.

    1. Deyra Guerrero (Instructora)

      Es por eso urgente esta nueva visión que recupere el diálogo y la equidad con el ciudadano. Se trata de justicia comunicativa, un derecho de toda persona, pero también una oportunidad de construir una mejor sociedad.

  11. Alma

    Pienso que la esencia del acto comunicativo no ha cambiado. Las teorías han tratado de explicarlo, aunque al hacerlo también entran en juego subjetividades (incluso intereses) que en su momento nos hicieron creer a muchos a lo largo de nuestra formación académica en conceptos rígidos y en apariencia indiscutibles. Porque en sí la comunicación verdaderamente eficaz es horizontal, diversa y plural.

Deja tu pensamiento aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *